Después de un largo proceso de búsqueda y visitas para adquirir tu nueva oficina, local comercial (o incluso, una nueva casa) empieza el proceso de adecentarlo. Y aunque haya cosas que puedas quitar, como alguna estantería que haya tenido días mejores, otros elementos son más complicados de ‘renovar’. Y sí, hablamos de armarios, puertas, etc. En general, se trata de muebles u otros elementos que pueden suponer un gran esfuerzo para cambiarlos, ya sea en tiempo o en inversión.

Empezar una empresa siempre es difícil y conlleva muchos gastos. En estas situaciones es probable que no se pueda tirar todo y empezar de cero sino que habrá que ir hacia delante con lo que se tiene y poco a poco. El mobiliario del anterior dueño, aquello que te regalan o consigues de segunda mano, hasta tener lo básico para empezar. Puede darse el caso de que muchos elementos estén bien, casi como nuevos, pero no encajan en la estética de tu marca o cada uno es de un color diferente y no casan entre sí. Y claro esto es pensando que las puertas, suelos, escaparate y demás están en buenas condiciones.

Pues tenemos la solución a tus problemas, ¿habías pensado en cambiar el aspecto simplemente con vinilos para muebles?

Seguramente alguna vez hayas escuchado que usar vinilo para decorar supone emplear un presupuesto menor que cambiándolo todo. Pero es que la diferencia puede llegar a ser más que notoria si tienes que meterte en suelos, puertas, baños… antes de poder abrir tus puertas y empezar a generar dinero.

Los vinilos son un adhesivo plástico de un color determinado o preparado para ser impreso con el color, imagen o fotografía que se desee. Se utilizan frecuentemente para decorar ventanas o cristales, vehículos, objetos lisos, muebles, paredes, etc.

¿Qué posibilidades me ofrecen los vinilos para decorar muebles?

Hay muchas posibilidades, desde personalizar una parte en concreto con un logotipo o fotografía hasta cambiar el color por completo dándole un nuevo aspecto.

Cambiando el aspecto, en vez de tirar algo que realmente está en buen estado para comprar a nuestro gusto, también ayudamos a no fomentar la sobreexplotación de recursos del planeta.

Vamos a tomar un mostrador como ejemplo; imaginémonos un mostrador que no nos encaja con la imagen que queremos dar.

Queremos que sea más corporativo:

Podemos colocar un vinilo formando el logotipo de la empresa sobre el frontal del mostrador por lo que los clientes lo verán siempre que entren.

logotipo con vinilos en mobiliario

No me gusta el color:

Usando vinilos para colocar en cada una de las piezas cambiaremos el aspecto por completo del mostrador, ¿Lo quieres en color negro, en blanco, prefieres que tenga alguna textura?. Los vinilos se fabrican en muchos colores además de haber vinilos preparados para imprimir sobre ellos si tu color perfecto no se encuentra en el catálogo.

Queremos que tenga los colores corporativos:

En este caso se podría hacer como en el caso anterior de cambiarle el color, aunque usando diferentes colores según la pieza que se vaya a vinilar.

Quiero darle un cambio radical:

Se pueden usar distintos vinilos, diferentes colores, añadir fotografías, logotipos, diseños (poligonal, con formas redondeadas, etc.), lo que desee. Por lo que el aspecto final será muy diferente de cómo estaba antes.

¿Quieres cambiar el aspecto de tu oficina? ¿Tú local necesita un lavado de cara? No dude en contactar con nosotros.

¡Llámanos!  || Envíanos un mensaje

¿Qué puedo decorar con vinilo?

Tener una buena imagen es muy importante puesto que la supervivencia de un negocio depende de vender y muchas veces cuesta hacerlo si la imagen no es la adecuada.

Se puede decorar con vinilos muchísimas cosas: mesas, estanterías, puertas, suelos, paredes, etc.

Si quieres alguna idea y saber más sobre cómo decorar los espacios comerciales con vinilo siga este enlace.

El vinilo requiere de una superficie lisa y no porosa para poder colocarse y que resista el envite del tiempo sin despegarse. Hay que aclarar que el vinilo no durará de por vida ya que se irá estropeando con el tiempo y habría que sustituirlo. En las superficies porosas el vinilo acabará despegándose, aunque puede durar una buena temporada.

Hay vinilos y vinilos, los hay más resistentes, con mayor adherencia, etc. Todo dependerá de cuanto quiera que aproximadamente dure colocado y si el bolsillo permite esa inversión extra.

Los vinilos modifican el aspecto, pero no reparan las partes dañadas. Si hay imperfecciones estas serán visibles con el vinilo.

Vinilos

¡Ya sabes a quien llamar para modificar con vinilos el aspecto de tu local! En Rotuleo nos encargamos de la fabricación y montaje.